Ven amigo

21.01.2019


Poco podrás permitirte si todo lo rumias antes de escupir

suelta la lengua al juego voraz de las sílabas

tropieza con nubes que no podrán zafarse de tu embate

desnúdate fría ya tu carne

sobre otoños caídos

vayamos a esa nada de ser

sentados

sin apurar despedidas

con las manos tiernas en remojo

resucitando los sonidos de las cítaras.


Helena Trujillo