Sobre el olvido de los sueños

04.02.2019

"El sueño no sólo tiene sentido, sino que hemos descubierto en qué consiste el sentido oculto de los sueños, por qué caminos nos es dado descubrirlo -el de la interpretación-y cuáles son los medios en que se ha servido la elaboración para ocultarlo -condensación y desplazamiento-. 

Los sueños que Freud nos cuenta son para ejemplificar, cada sueño debería ser tomado como un gráfico y darle a cada sueño contado e interpretado la dimensión que tiene un gráfico, que no es la de ser el concepto, sino la de representarlo. 

Freud dice que los sueños se producen porque hay inconsciente, el inconsciente está separado de la conciencia por la censura, la censura impide que el deseo aparezca como tal, por lo tanto lo único que puede hacer el deseo es provocar efectos en la conciencia, con lo cual la conciencia queda reducida a ser el campo donde se reflejan los efectos del inconsciente. 

Después de atravesar la censura y sobre ellos aplicados los instrumentos inconscientes de la deformación, que son la condensación y el desplazamiento, aparece el sueño manifiesto. Esto es así en todos los casos, el sueño tiene sentido y en todos los casos cuando se puede someter el relato del sueño a la interpretación psicoanalítica se nos revela como una realización de deseos. 

Dice Freud: "Una vez que hemos agotado todo lo referente a la labor de interpretación, que era para demostrar la primera tesis, nos es dado observar cuán incompleta continúa siendo nuestra psicología del sueño". 

Él no solamente reproduce la tesis y la demuestra en ese breve espacio -porque ya le había costado trescientas páginas demostrarla- sino que le plantea un límite cuando dice que todo lo descubierto hasta aquí no agota la problemática que plantea el sueño, porque para que el sueño se constituya de la manera que se constituye -dice Freud-no tenemos determinado el lugar donde esto acontece, entonces voy por él y planteo lo que va a ser para nosotros la segunda tesis, es la frase o las palabras sobre las cuales vamos a trabajar en las próximas ocho o nueve clases. 

"Por el contrario, nos veremos obligados a establecer una serie de nuevas hipótesis relativas a la estructura del aparato anímico y al funcionamiento de las fuerzas que en él actúan." 

Es decir, Freud después dar sentido a su primera tesis que "el sueño tiene un sentido y que éste se nos revela como una realización disfrazada de un deseo sexual infantil reprimido", nos plantea como tesis a verificar en las próximas páginas, o sea como hipótesis a transformar en nueva tesis mediante el trabajo de su interpretación, que el sueño se produce en un aparato, en un espacio y en un tiempo que le pertenecen, que a tal punto le pertenecen que es novedosísimo hasta el punto que antes de escribir la frase que les leí nos dice que "Ha de sernos imposible esclarecer totalmente el sueño como proceso psíquico, pues esclarecer una cosa significa referirla a otra conocida".


Extracto del capítulo El olvido de los sueños, del libro Freud y Lacan - hablados - 1 de Miguel Oscar Menassa. Editorial Grupo Cero.