Neurosis y Psicosis

17.02.2019

FREUD Y LACAN - HABLADOS - 6

NEUROSIS Y PSICOSIS

Este es un trabajo de Freud del año 1924 cuya filosofía general es demostrar que la segunda tópica es válida y auyda a explicarnos en forma sencilla y clara toda una serie de procesos y relaciones.

La segunda tópica trae al psicoanálisis la inclusión de lo histórico propiamente dicho, en tanto en la segunda tópica va a haber representación psíquica de la realidad objetiva.

Recordaremos también cuando Freud habla de las servidumbres del Yo. El Yo no es el Superyo, no esl el Ello, no es la realidad objetiva, pero según dice en el texto de hoy, Neurosis y Psicosis, el Yo quiere quedar bien con todos sus amos.

Cada vez que el YO no puede conciliar su apeteito de esclavizarse a todos sus amos aparece el conflicto, cada vez que el Yo tenga que decirle no al Superyo, al Ello o a la REalidad objetiva, se establece el conflicto.

Como si fuera un representante de otras fuerzas, cuyas energías utiliza, pero a la vez como si tuviera una energía propia que es la que consume en coordinar esos pedidos o esos reclamos.

Freud dice, nunca conviene confiar en la solución de un problema cuando la misma se presenta tan fácil. Y la solución tan fácil del problema era que si el Yo tenía un conflicto con el Ello, se presentaba la fórmula de la neurosis , y si el Yo tenía un conflicto con la realidad objetiva, se presentaba la psicosis.

Si bien vamos a desconfiar, no quiere decir que descartemos dicha tesis, y Freud empieza diciendo que no es tan descabellado pensar lo que se piensa en tanto se ve claramente en los procesos neuróticos, como el YO al no aceptar una tendencia libidinosa inconsciente del Ello, tratando de explusar, de negar, de que no se realice ese deseo inconsciente, juega a favor del Superyo y la realidad objetiva, en contra del Ello.

El Ello, al verse reprimido, desplazado, negado, hace pasar la energía por lugares donde el Yo no puede controlarlas y aparece el síntoma, y ahora el neurótico tiene con su síntoma el mismo problema que tenía con la tendencia sexual inconsciente, es decir lo vive como una cosa extraña a él y toda su ocupación que antes era reprimir el deseo inconsciente, ahora es expulsar de si el síntoma parecido como transacción entre el cumplimiento del deseo y su representación, entre el deseo y su renuncia. El síntoma neurótico es una lucha que se establece entre el Yo (a cargo de la ley, teniendo en cuenta la realidad y el Superyo) en contra de tendencias sexuales incestuosas inconscientes.

En la psicosis el conflicto se da entre el Yo y la realidad. El Yo en presencia de un Superyo mal constituido, es tironeado desde el Ello, juega a favor del Ello, de los deseos inconscientes, recupera su libido objetal puesta en la realidad - con lo cual la realidad desaparece- y se forma una realidad que invade el mundo psíuqico del paciente psicótico, ordenada por el principio del placer, por los deseos inconscientes, por los deseos incestuosos.

Como está claro, tanto en una u otra forma dice Freud, tienen la característica de sufrir la influencia del Superyo.

En la unión con un Superyo fuerte genero la neurosis, cuando reprimo un contenido inconscinete que al tener que usar una vía fuera del poder del Yo, produce como transacción el deseo y su renuncia, el síntoma neurótico.


Fragmento extraído del libro Freud y Lacan - hablados 6 de Miguel Oscar Menassa publicado en Editorial Grupo Cero.