fr-Cuidado con tus juegos

25/01/2018

Cuidado con tus juegos, mamá, papá, porque mis juegos son otros, van a otro ritmo. Yo estoy formándome, aún no coordino mi cuerpo, no tengo los límites morales que tú me inculcas, para mí eres muy importante y me reflejas el mundo por tus ojos. Me gusta estar contigo, pero recuerda que soy delicada flor en crecimiento y lo que para ti ya es habitual, para mí es novedad y se va fijando para mis próximos pasos.

Gracias por ser mi primer compañero, compañera, pero necesito poder separarme de ti para tomar otros modelos, experiencias que irán ayudándome a crecer hacia ese futuro que me espera. Me encanta jugar contigo con la Tablet y hacernos fotos, ser la viva imagen del amor, pero recuerda que yo con naturalidad vivo, no tengo cánones de belleza y estoy conformando mi propia personalidad. Me transmites tus prejuicios, tus miedos, tus ilusiones cuando me haces cumplir tus modelos, déjame mamá, papá que entre un poco de viento entre tu voz y mi voz. Cántame canciones que no conozcas, siente un poco de lejanía por tu infancia, esta es la mía.

Lloras siempre que te evocan aceptar que ha pasado el tiempo y ya no eres niño. Es un poco de la vida que se esconde tras el hueco de mi mano. Te llama silencioso ese futuro incierto que aún no puedes saborear. Déjame acompañarte viviendo a mi propio ritmo, que mi corazón pueda separarse, como maldición, de ese loco amor que entre nosotros se subleva. Tienes razón, la vida es una herida, todo tan fugaz...


Helena Trujillo

Psicoanalista y Psicóloga


consejo padres, educación, escuela padres, ayuda a papás, entender el crecimiento de los hijos, dudas.