Eres humano, ¿sabes lo que significa?

13.10.2017

La disposición humana no se conforma con la subsistencia y el logro de los placeres mundanos, en nuestra disposición anímica hay un motor que nos mueve, a través de las instituciones culturales, a desarrollar actividades creativas y científicas, trabajar para preguntas que satisfacen el anhelo de conocer universos desconocidos, no sólo en el cosmos, sino también en nuestra propia alma.

El amor ha sido un camino de búsqueda y satisfacción, pero siempre resulta insuficiente y egoísta si nos conformamos en la intimidad de la pareja o familia, el amor propiamente humano es la entrega de nuestra energía a obras en las que podamos entregar a otros humanos eso que a nosotros mismos nos permitió la vida, educar, curar, crear, permiten a nuestra especie el progreso de nuestra civilización y la producción del goce individual que no conoce ninguna otra especie animal.

El psicoanálisis es una teoría y herramienta científica que nos posibilita disponer de esa energía psíquica para la producción del goce a través de las actividades superiores de las que somos capaces como humanos. Sólo aquél que entiende y acepta este mensaje ha alcanzado un eslabón de la cadena humana y está en disposición de dar el siguiente paso.


Si deseas comenzar tu psicoanálisis, este es un buen momento. Escríbeme y acordamos un horario para ti.

ES explicable que los niños mientan, cuando no hacen sino imitar las mentiras de los adultos. Pero cierto número de mentiras de los niños de excelente educación tienen un significado especial y debían hacer reflexionar a los padres, en lugar de indignarlos. Dependen de intensos motivos eróticos y pueden acarrear fatales consecuencias cuando...

Cuidado con tus juegos, mamá, papá, porque mis juegos son otros, van a otro ritmo. Yo estoy formándome, aún no coordino mi cuerpo, no tengo los límites morales que tú me inculcas, para mí eres muy importante y me reflejas el mundo por tus ojos. Me gusta estar contigo, pero recuerda que soy delicada flor en crecimiento y lo que...