¿En qué consiste la vida?

26.11.2018

Intergaláctico y coloquial

(3 mayo de 1979)


¿Qué es el amor? ¿Qué quiere decir te amo o no te amo? ¿Qué fue mi infancia? ¿Qué es el dolor? ¿Por qué sufren los niños? ¿Qué recuerdo, sin saberlo, me mata?

Sé que estoy empeñado en una guerra donde no se trata de morir o de no morir; sino, más bien, de gozar o de no gozar. El entredicho que tengo es, entonces, con todo el mundo.

Gozar es demasiado poco. Cualquier cosa es más que eso (uni ideal, el dinero, la guerra). Todo sería comprensible, pero vivir, gastar la única vida disponible nada más que para gozar... Estamos en presencia de un loco.

Sin embargo, quiero insistir, señores, que la muerte no puede ser lo que se ponga en juego, porque ella es algo que nos concierte a todos por igual. Tarde o temprano, en el terreno de la muerte, cualquier hombre conseguirá el tango a su favor, todo hombre conseguirá equilibrar las fuerzas adveras y empatar es morir. Pienso, en cambio, que el goce siempre es una construcción, siempre un productor de un trabajo realizado, porque el goce es patrimonio de la palabra.

Algún día lo diré, del sexo contemporáneo fui el rey y tampoco bastaba. Dueño de la locura, de toda la locura de mi reino, de toda la poesía, y tampoco bastaba. Yo era un jugador, jugar era todo el encanto. Perder o ganar, me daba lo mismo. Tal vez, por eso, me digo, no sea tan espantoso ser un novelista. Lo intentaré.

¡Oh, el sexo y la maravilla del cantar!



Del libro Poética del exilio, de Miguel Oscar Menassa. Editorial Grupo Cero