Comodidad

04.09.2018

¡Pies para qué os quiero!

Así actúan algunos que dan por concluida la terapia con la falsa creencia de que ya están bien. En los sueños Freud habla de sueños de curación en los que el paciente sueña que ya está curado y puede dar por concluido el tratamiento. Muchos de esos sueños, interpreta, no son otra cosa que sueños de comodidad , sueño que ya he conseguido lo que quería y así me libro de tener que hacer el trabajo necesario para ello. ¡Ya está! Reto conseguido, cuando todavía no es así.

El proceso psicoanalítico exige del paciente el acceso a otro nivel de verdad, donde la verdad es llegar a hablar de aquellas cosas que nos generan cierto disconfort, cierta vergüenza, porque tienen que ver con algo que hemos apartado de nuestra conciencia por ser inconveniente o inmoral.

Hablar de aquello que no sé, que no reconozco como propio y que, de alguna manera me perjudica creer que es ajeno a mí.

¿Has alcanzado ese nivel de conversación en tu proceso analítico?