Ayudando a los hijos durante un divorcio

07.05.2019

¿Qué impacto cree que tiene el divorcio de los padres sobre los hijos? ¿Depende de la buena/mala relación que tengan los padres?

Unos padres sanos y felices permiten el desarrollo de hijos sanos, pero no es suficiente. Hay hijos sanos de padres neuróticos e infelices, hay hijos infelices de padres sanos. Es un mito responsabilizar a los padres de la vida de sus hijos, porque desde que se descubre la existencia de la realidad psíquica, lo importante es cómo cada uno vive las circunstancias de su vida, cómo reacciona ante ellas. Nosotros aconsejamos a los padres psicoanalizarse porque eso mejora la relación de pareja y con los hijos y favorece la tolerancia de la diversidad en la familia, es decir, se reprime menos y se conversa más. Nosotros aconsejamos aceptar que a veces el amor es separarse.

¿En que rango de edad cree que el divorcio puede afectar más negativamente sobre los menores? ¿Y en que edad cree que menos? ¿Por qué?

Usted podría sorprenderse de que haya hijos que enfermaron de neurosis cuando sus padres se separaron a los 60 años, quiero decirle que si bien es cierto que podemos vivir traumáticamente una circunstancia exterior como la separación de los padres, a cualquier edad, pero para enfermar de neurosis o cualquier otra enfermedad psíquica, tiene que haber una predisposición relativa a la sexualidad infantil, esto es, deseos infantiles que permanecen en la vida adulta, como un destiempo, donde a pesar de tener 40 años y mis padres 65, me comporto como un niño de 5 con mis padres.

 ¿Cuáles son los principales síntomas que presentan los niños ante tal situación? (¿Menos sociabilidad? ¿Pérdida de rendimiento académico?, ¿odio hacia a alguno de los progenitores? etc...)

Todos somos seres sociales, por pertenecer a la especie humana, no somos humanos si no somos sociales. Los trastornos psíquicos sobrevienen en la dificultad o facilidad de cada uno para incorporarse al mundo social, es decir, cuando puedo separarme de mi mamá para encontrarme con mi profesora y mis amiguitos, cuando puedo tener relaciones sexuales sin culpa, etc. La normalidad es una producción, es decir, hay diferentes normalidades, cada uno tiene que producir una vida con la que no se pelee. La enfermedad tiene mucho que ver con la pelea con nosotros mismos y con los demás. Hacer responsable de ello a nuestros padres es decir que ellos no nos enseñaron a amar, que puede ser muy cierto, pero uno también es responsable de seguir educándose, todo no te lo enseñan los papás. El psicoanálisis es muy beneficioso para las personas, te abre los ojos, te enseña el mundo, te enseña a hablar, te vas humanizando en la consulta del psicoanalista. Muy recomendable.

¿Cree que la custodia compartida es buena para los hijos? ¿Porqué?

Depende del caso, exigir a todo el mundo lo mismo es una injusticia, las personas tienen derecho de decidir cómo quieren vivir, el estado tiene que proponerle al ciudadano medios para que puedan desarrollar sus vidas en respeto a los demás, no tendría que meterse en cómo uno vive el amor. Es bueno que los padres se respeten, puedan conversar y ponerse de acuerdo y si no pueden ni siquiera eso, hay que recomendarles encarecidamente psicoanálisis. Una persona que no puede un mínimo acuerdo con otra persona tiene un grave conflicto psíquico que le va a consumir mucha energía vital. Es uno de los factores que más afecta al crecimiento de los hijos, la enfermedad neurótica de los padres.

 ¿Qué podemos hacer para ayudar a los niños a superar el divorcio de los padres? ¿Qué tipo de terapias son las más usadas o efectivas y cuanto tiempo de promedio necesita un menor para superar el divorcio de sus progenitores?

A los hijos hay que dejarlos crecer, jugar, hablar. Recomendamos a los padres psicoanalizarse o tomar algunas entrevistas con un psicoanalista, necesitan hablar de lo que está pasando, ser partícipes de sus decisiones, elaborar la pérdida y producir el cambio sin traumas. Si los hijos necesitan, serán atendidos, es decir, se les permitirá hablar sin entrometerse, sin querer tocar nada. A los niños hay que dejarles crecer, establecerle límites, escucharles.

Psicoanalizarse es un buen consejo para vivir. 

No tendría que ser necesario dar tantas explicaciones. Ya se ha demostrado que la neurosis no conviene normalizarla, sino señalar a las personas que ciertos síntomas, ciertos modos de vivir le perjudican y también a sus hijos. La mejor profilaxis es poder conocer cuáles son las condiciones de nuestra vida afectiva e incorporar pautas de vida que tengan en cuenta el inconsciente. Así será en los años futuros, hoy todavía lo estamos descubriendo cada vez.