No tires la toalla. Somos especialistas en terapia de pareja

15.11.2017

La sociedad actual nos satura de oportunidades, nos invita a comprar, consumir nuestro tiempo en comida, moda, reuniones sociales, pero las necesidades afectivas están, hoy en día, más insatisfechas que nunca. 

Cada vez es más difícil comunicarse con los demás, hablar y ser escuchado, hacerse entender, alcanzar acuerdos, establecer proyectos y trabajar para ellos. Todo, absolutamente todo, está asociado a intereses materiales y nos olvidamos de lo más importante, las personas necesitamos amor para vivir, para sentirnos realizados, para incluirnos en una sociedad que no nos esperaba, que tampoco tiene en cuenta nuestras diferencias individuales y para la cual sólo somos mano de obra, un consumidor.

En este estado de cosas, la pareja se convierte en un vehículo más de las tendencias sociales, vivimos rodeados de iconos que representan cómo debe ser el amor, cómo debe representarse y qué hay que opinar sobre los otros. Pero, ¿somos felices? ¿estamos viviendo nuestra propia historia de amor? ¿estamos respetando a nuestra pareja, la conocemos, la tenemos en cuenta?

Las solicitudes de atención y terapia para parejas en crisis va en aumento, más del 70% de las relaciones son insatisfactorias. Se habla poco, se folla poco, se vive, pero mal. ¿Este es el destino del amor? ¿Hay otras formas de vivirlo? Por supuesto que sí.

Tienes que producir tu propia forma, tu propio éxito personal. Los más grandes pensadores de la historia son los más humildes, por ello siempre nos recuerdan que el éxito debe fundamentarse en los valores, los logros personales, el respeto a nuestra propia integridad como personas. Nadie puede prometer el amor para siempre, la alegría duradera, la total carencia de dificultades, pero sí se puede prometer el trabajo de superación y aprendizaje, el respeto a los valores individuales, la escucha y la tolerancia necesarias para vivir.

El desaliento es la droga más habitual que, además, no tenemos vergüenza en compartir. Mi trabajo, sin embargo, es alentar, motivar, despertar tu energía y ayudarte a ponerla en acción. 

Es muy probable que estés atravesando una situación en tu vida en la que te dejas llevar ciego a tus propias determinaciones, Freud ya descubrió a comienzos del siglo XX que son los deseos inconscientes los que deciden por nosotros, ya sea para el bien, ya sea para el mal. Gozar, se goza siempre.

Desde hace casi veinte años trabajo como psicoanalista y atiendo a parejas que buscan orientación y terapia para sus dificultades de convivencia. He atendido situaciones muy diversas y no siempre me lo han puesto fácil. El paso inicial para poder ayudaros es reservar unas entrevistas preliminares que nos permitan conocer vuestra situación, acordar las condiciones terapéuticas y comenzar a trabajar para que podáis tener un tiempo para conocer y transformar vuestra situación.

Si trabajas para el conflicto más que para la solución, poco podremos ayudarte. Pero, tranquilo, no vas a estar solo, todos somos peleones y podemos aprender a escuchar. Hemos conseguido grandes logros, muchas parejas han aprender a aceptarse a uno mismo y conectar con su pareja. 

Mejora tu vida futura, produce este tiempo que necesitas para hablar. Te escuchamos, reserva ya tu horario.